mércores, 20 de outubro de 2010

DOLORES SERRES 2010




Un manto con mucha historia

A lo largo de los nueve días de la novena y en el día de su fiesta –el tercer domingo de octubre-, la Virgen de los Dolores de la parroquia de San Juan de Serres luce un manto que tiene una antigüedad de más de 100 años. Fue bordado en los inicios del s. XX en el convento de las Madres Trinitarias de Noya, lugar en el que, más adelante, sería bordado también el estandarte. Para la confección del manto y del vestido, la imagen de la Virgen fue transportada en el vapor –conocido como “carreto”- desde Muros hasta Noya. Ambas prendas están bordadas en hilo de oro y canutillo formando motivos vegetales. Por su diseño y antigüedad se considera una joya del patrimonio religioso de San Juan de Serres.
En la jornada festiva del 17 de octubre, la procesión transcurrió por un itinerario diferente al habitual. Cada cierto tiempo se efectuaba una parada. Fueron siete las estaciones realizadas durante el rezo de la corona y las letanías. El canto del pueblo solemnizó la procesión.
Las gracias a todas las personas que, de uno u otro modo, colaboraron para que, año tras año, Serres pueda seguir honrando a la Virgen Dolorosa.

Ningún comentario:

Publicar un comentario