martes, 14 de decembro de 2010

HAPPINESS


Happiness, Felicidad, es el nombre de una niña que nació hace tan solo algunas horas en una patera en el mar de Alborán. Happiness, Felicidad, es lo que buscaban sus padres en esa embarcación en la que otros tanto han encontrado la muerte o el olvido, desde hace demasiado tiempo ya. Happiness tuvo suerte: un guardia civil se la pegó al cuerpo las dos horas que tardaron entre ser rescatados en alta mar y llegar a la península. El calor humano, el afecto de un extraño la salvó del frío y de un final tan trágico como prematuro. El premio, la recompensa al riesgo y la desesperación, será la posibilidad de quedarse en España.
Felicidad es lo que buscaban miles de personas en un acto parecido. Felicidad... y justicia, dignidad, esperanza. Unos tuvieron suerte, otros no. Y a nosotros, entre crisis, protestas y quejas, nos tocó la lotería de los que se levantan y dan por supuesto que por la ducha saldrá agua caliente todos los días.

Ningún comentario:

Publicar un comentario