martes, 22 de marzo de 2011

Vicario apostólico de Trípoli: “La guerra no soluciona nada”


“Hemos oído un fuerte bombardeo en las afueras de la ciudad. Trípoli se está vaciado, la población huye por temor a los bombardeos", dice a la Agencia Fides Mons. Giovanni Innocenzo Martinelli, Vicario Apostólico de Trípoli, Libia.
El Vicario Apostólico reitera su oposición a las acciones militares tomadas: "La guerra no resuelve nada. No sé cómo terminará esta nueva guerra que despierta recuerdos tristes en el pueblo libico sobre su pasado reciente. Sigo repitiendo que es necesario que cesen las armas y se inicie de inmediato una mediación para resolver la crisis pacíficamente. ¿Por qué no se ha dado una oportunidad a la vía diplomática?". Mons. Martinelli por último recuerda la difícil situación de los refugiados eritreos que se han quedado bloqueados en Libia: “Estamos trabajando para transferir a los refugiados eritreos hacia la frontera con Túnez. He hablado con el Obispo de Túnez para ver si es posible acogerlos, ya que en el lado de la frontera tunecina están presentes las organizaciones internacionales de asistencia humanitaria”.
También Benedicto XVI expresó su preocupación por la suerte de la población libia e hizo un fuerte llamamiento "a todos los que tienen responsabilidad política y militar" en la situación de Libia para que garanticen "la integridad y la seguridad de todos los ciudadanos (de ese país) y se permita el acceso al auxilio humanitario".
"Sigo los últimos acontecimientos con gran preocupación, dijo el Sumo Pontífice. Rezo por todos los que están implicados en la dramática situación de Libia".

Ningún comentario:

Publicar un comentario