xoves, 22 de setembro de 2011

Monasterio de La Rábida, Muelle das Caravelas e SANTUARIO DE EL ROCÍO


     El Monasterio de la Rábida, es ante todo, un monumento histórico. En su diminuta sencillez, es el icono de una de las Gestas más trascendentales de la Humanidad.
     Mereció la declaración de PRIMER MONUMENTO HISTÓRICO DE LOS PUEBLOS HISPÁNICOS. Fue el tercer monumento español declarado MONUMENTO NACIONAL (1856). Pocos, como él, con más merecimiento, como PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.
     Al amparo de sus muros se gestó el acontecimiento que cambiaría el rumbo de la Historia. El Descubrimiento de América constituirá un antes y un después, en los anales de la Humanidad. Para el Almirante, este sería el lugar decisivo para sus propósitos. "...que de nadie fallé favor, después de aquel del Dios eterno, que de Fray Antonio de Marchena". "...en siete años de andar por Castilla, sólo dos frailes me fueron constantes". La firma es de Colón, y a fe que nadie con mayor razón que la suya, para situar el potagonismo de este Monasterio en la Epopeya.
     Las figuras de Marchena, el fraile "estrólogo", y aquel Fray Juan Pérez, "que de mozo había servido a la Reina en oficio de contador", resultan decisivas en el Acontecimiento. Y esto, no sólo lo reconoce el Genovés, lo corroboran en sus declaraciones en los Pleitos Colombinos los testigos de Palos y Moguer. Para la emoción de los Pueblos Hispánicos, este es un lugar de encuentro y una referencia de la vocación común. Dentro de sus muros, los casi cuatrocientos millones de hispanoparlantes, nos sentimos UN SOLO PUEBLO.
     Por eso, a la Rábida, más que llegar como visitante, hay que acercarse como peregrino al Santuario de una Cultura. En sus claustros recoletos, aún es posible soñar.
     Fr. F. de A. Oterino Villasante.

Igrexa de Santa María de La Rábida. Capela da Virxe dos Milagros.

Claustro do monasterio de La Rábida.

Sala Capitular





Muelle das caravelas Pinta e Niña e a nao Santa María



Bodega da nao Santa María

Camarote de Cristóbal Colón


SANTUARIO EL ROCÍO



Celebración da Eucaristía





Ningún comentario:

Publicar un comentario