sábado, 18 de xullo de 2015

Celebración Solemne da Virxe do Carme. Parte 2

Ofrenda: R. Javier Piñeiro Pouso
Xefe de Garda Costas da zona


"[...] Villa de Muros, donde todo el mundo que se allega tiene cabida, donde sus gentes sólo te piden que comprendas su existencia, su ferviente devoción al mar y a su Virgen; a ese mar que rezuma olor a espuma y a oleaje, a barco y a gaviotas, a redes y a marinos. A puertos que esperan su regreso y aguardan expectantes por los frutos recogidos. Donde el sino de este pueblo está marcado por una atracción marítima que impregna su futuro, en la ventura y en la desdicha, en la esperanza y en la tragedia. A veces en la muerte, pero siempre, siempre en la vida..."


[...]Ilustra a los que gobiernan nuestros designios, deciden sobre nuestro futuro y manejan nuestro presente. Que las Administraciones Públicas sean quienes de ponerse en el lugar del sector pesquero y marisquero y de verdad comprendan su problemática, interpreten sus inquietudes y no cedan a la solución fácil, pasajera...
 [...] Que se destinen los recursos públicos -recursos de todos- pensando antes en personas que en proyectos ostentosos. Personas con nombres y apellidos que concibieron, Madre, como tú lo has hecho, hijos valientes acogidos por la mar y que hoy viven con desasosiego una realidad azotada por la crisis...



[...] Dinos que, como sector, debemos ser más responsables. Respetar el mar y sus recursos porque sus aguas no son un caladero inagotable del que podamos extraer sin control alguno. Dinos que, como sector, debemos tener amplitud de miras. No sucumbir al hartazgo del presente para quizás morir de hambre en el futuro. Asumir las medidas justas y cumplir lo prometido. Pensar en el bien común aun cuando la tentación, a veces, derive nuestro rumbo a lo contrario...


[...] Escuchemos el mensaje de la Iglesia y hagamos nuestros sus dictados. Leamos entre líneas las escrituras e interioricemos sus homilías: los valores que anuncian tienen vigencia plena en nuestros tiempos. Que la solidaridad presida nuestros actos para que como sociedad seamos cada día mejores; así, Madre querida, sin duda seremos también mejores hijos. Que no se pierdan y así se recuperen los valores humanos que hicieron grandes a nuestros antecesores. Temo que a veces hemos ignorado su cabal legado para a cambio emprender caminos por otros derroteros más vanos, más fatuos, más modernos pero más baldíos...



[...] Confiamos en tu ayuda, Virgen del Carmen, inigualable Madre, pero que sepas que como hijos te prometemos y empeñamos la palabra. Que así sea. Amén!!

Ningún comentario:

Publicar un comentario